viernes, 10 de junio de 2011

SOLOMILLO A LA SULTANA

DIA 352
Hola!!!!

Hace unos días fuimos a comer a un restaurante muy castizo de la ciudad. Este sitio es muy variopinto y lleno de encanto y de historia en sus paredes. Ese día pudimos disfrutar de una exquisita carne bañada con una salsa de pasas, y tenía como guarnición unas patatas panaderas hechas a fuego lento en aceite de oliva espolvoreadas con un toque de pimentón picante. Hoy he intentado reproducir esta receta utilizando uvas sultanas y mistela para la elaboración de la salsa, unos solomillos de ternera que me ha recomendado mi carnicero de confianza y unas patatas hermosas. Esta receta no tiene mayor complicación, solo que hay que dedicarle un poco de tiempo y el mayor cariño para que salga un plato de máxima calidad.
Espero que os guste.


INGREDIENTES


100 gr de uvas sultanas.
200 ml de mistela.
3 Cucharadas soperas de fructosa.
1 Cucharadita de maicena.
50 ml de agua.
2 Solomillos de ternera de unos 250 gr cada uno.
3 Patatas hermosas.
1/2 Cucharadita de pimentón picante.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal y pimienta.


PREPARACION


La víspera colocamos las uvas junto con las cucharadas de fructosa en un cazo y le vertemos la mistela. Las dejamos a temperatura ambiente hasta el momento de utilizarlas.

Nota: este procedimiento hará que las uvas pasas se hidraten y su sabor se incremente gracias a la utilización de la mistela.

Lavamos las patatas, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio centímetro aproximadamente.

En una sartén amplia y bien caliente vertemos una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra (la suficiente cantidad para freír), seguidamente incorporamos las patatas y cocemos a fuego medio-bajo hasta que estén bien blandas.

Al transcurrir este tiempo las retiramos de la sartén y las colocamos en un plato. Reservamos las patatas en caliente.

Llevamos al fuego las uvas pasas con la mistela y la fructosa, dejamos cocer a fuego alto, justo cuando empiece a hervir bajamos el fuego y cocemos unos 10-12 minutos a fuego medio.

En 50 ml de agua fría diluimos la cucharadita de maicena y lo incorporamos a la salsa de sultanas. Llevamos a ebullición y sin dejar de remover para evitar que se formen grumos. Cuando obtengamos la textura deseada (deberá ser una salsa ligera), retiramos del fuego y reservamos.

En una sartén bien caliente agregamos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y colocamos allí nuestros solomillos previamente salpimentados. Cocemos por ambos lados hasta obtener el punto deseado de la carne. A mi me gusta muy poco hecha por lo que la hago vuelta y vuelta, esto ya es a gusto de cada quien.

Para emplatar elegimos el plato a utilizar, colocamos en una esquina las patatas y las espolvoreamos con una pizca de pimentón picante y una pizca de sal gorda, justo en el centro del plato colocamos nuestro solomillo y lo bañamos con la exquisita salsa de sultanas.


Mi impresión es que esta comida esta sumamente exquisita, la combinación de texturas y la mezcla de sabores dulces y salados hacen de este plato un disfrute total. Estoy muy feliz con el resultado final.

A Disfrutar!!!!

FOTOS DANIEL ANARTE

1 comentario:

SONIA MARTÍ dijo...

MUY BUENA RECETA, ME ENCANTA,
UN SALUDO