viernes, 11 de febrero de 2011

CREMA DE ESPICACAS CON ZANAHORIAS SALTEADAS Y PARMESANO

DIA 233
Hola!!!!

¿Recodáis los comics de Popeye? Era un marinero delgadito que al comer espinacas se convertía en un fortachón e iba rápidamente al rescate de su amada Olivia. Mi madre solía dejarnos ver estos dibujos cuando preparaba alguna crema de espinacas o algún otro plato a base de estas verduras y nos decía "¿Os dais cuenta de lo importante que es comer espinacas?, si coméis espinacas creceréis y seréis unos niños muy guapos, muy fuertes y sanos como Popeye", jajajajaja. Creo que cuando eramos niños ni siquiera con esas historias podíamos animarnos a comer estas hojas, jeje. Ahora de mayor he aprendido a apreciar cada verdura, cada sabor y cada color. En realidad las espinacas no son exactamente una de mis verduras preferidas pero sí que me agradan y las consumo con frecuencia y facilidad. Hoy he preparado una deliciosa crema de espinacas con un salteado de zanahorias y un toque de queso parmesano recién rallado. Además, después de haber tenido ayer una comida tan copiosa sienta estupendamente una cremita liviana para tener un equilibrio en el organismo.
Espero que os guste.


INGREDIENTES


150 gr de espinacas frescas.
3 Patatas medianas.
1 Zanahoria grande.
1 Cebolla.
3 Dientes de ajo.
3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
75 gr de queso parmesano recién rallado.


PREPARACION


En un bowl con abundante agua y vinagre sumergimos las hojas de espinacas durante unos diez minutos, luego las colocamos debajo del chorro de agua y las lavamos bien de una en una, así eliminaremos la tierra que puedan tener y estamos seguros de que las hojas están perfectamente limpias.

Lavamos y pelamos las patatas, las cortamos en trozos. Pelamos la cebolla, los ajos y cortamos en juliana.

En un cazo agregamos las patatas, la cebolla y los ajos. Llevamos al fuego y justo cuando esté en ebullición agregamos las espinacas. Al principio, probablemente no entren todas en el cazo, pero a medida que se van cociendo irán reduciendo su tamaño hasta que entren con completa facilidad del todo al cazo.

Cocemos hasta notar que las patatas están blandas. Retiramos del fuego y trituramos. Colamos la crema para evitar que se quede algún hilo de las hojas de las espinacas y llevamos de nuevo al fuego. Salpimentamos y dejamos cocer hasta obtener el espesor deseado. No hace falta utilizar nata ya que el espesante se lo otorga la patata ya que contiene una buena cantidad de almidón.

Lavamos, pelamos y cortamos en juliana la zanahoria. En una sartén agregamos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra junto con un diente de ajo. Aromatizamos a fuego bajo el aceite durante unos 5-6 minutos. Cuando el ajo empiece a dorarse agregamos las zanahorias y las salteamos hasta que se doren por todos sus lados.

Para emplatar elegimos el plato o cuenco a utilizar, vertemos allí una buena cantidad de crema, en el centro colocamos una cucharada de queso parmesano y sobre este las zanahorias salteadas.


Mi impresión es que es un plato fácil, divertido, muy rico y goza de un gran colorido y sabor. La combinación de lo salado de la crema y el queso en contraste con el dulzor de la zanahoria está genial! POPEYE-EL MARINOO SOOOOYYYYY...!!

A Disfrutar!!!!

FOTOS DANIEL ANARTE

2 comentarios:

Elena dijo...

qué buena pinta tiene esta crema! me encantan las cremas de verduras y esta además de rica me parece original.

biencocina2.wordpress.com dijo...

Caroline, te saludamos desde Venezuela.

Hoy se nos antojó cenar una crema de espinaca y nos pusimos a buscar ideas para hacer algo diferente. Nos encantó tu idea de colocar zanahoria salteada sobre la crema , nos podemos imaginar el contraste dulzón que debe hacer la zanahoria. Vamos a preparar esta crema que nos inspiró otras ideas adicionales y luego te comentamos cómo nos quedó para compartir un poco.