jueves, 10 de febrero de 2011

CAPON HORNEADO CON SALSA DE SOJA Y PATATAS AL ROMERO

DIA 232
Hola!!!!

Ayer recibí una llamada inesperada. La tía de unos de mis primos políticos se mudaba a Málaga. Me encantó la idea de tener a alguien cercano en la ciudad en la que resido. Desde luego debía dar una bienvenida como se merece y preparar de comer algo suculento para recibir a la tía, así que me fui muy tempranito al mercado y mi carnicero de confianza me recomendó preparar un rico capón al horno y se me ocurrió acompañarlo con una guarnición de patatas al romero. Realmente es un plato muy fácil de preparar, además de ser un espectáculo visual y está delicioso.
Espero que os guste.


INGREDIENTES


1 Capón de unos 3 kg.
5 Cucharadas de salsa de soja.
2 Cucharadas de aceite de girasol.
1 Cubito de caldo de pollo.
50 ml de vino blanco.
1 kg de patatas.
1 Manojo de romero fresco.
1 Cucharadita de harina de trigo.
3 Cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
Sal y pimienta al gusto.


PREPARACION


Precalentamos el horno a 180ºC.

Lavamos bien el capón y limpiamos por dentro, retirando las víceras y cualquier detalle que tenga dentro.

En un bowl agregamos el aceite de girasol, el cubito de caldo de pollo bien machacado y la salsa de soja. Mezclamos bien con una batidora manual y cubrimos toda la superficie del capón el esté preparado. Seguidamente vertemos el vino blanco y cubrimos con papel de aluminio. Dejamos reposar unos 20 minutos antes de introducirlo al horno para que pueda impregnarse poco a poco de su adobo.

Nota: Yo he preparado el capón con la piel, lo he hecho de está manera para que quede mucho más jugoso por dentro, de todas formas cuando se sirva en cada plato el comensal podrá decidir si comer la piel o no.

Transcurrido el tiempo de reposo, introducimos al horno y dejamos cocer una hora estando tapado con el papel de aluminio. El que esté tapado nos ayuda a que se haga bien por dentro sin estar preocupados por que se pueda quemar su superficie.

Lavamos, pelamos y cortamos las patatas en dados grandes. Colocamos las patatas en un molde de horno. Salpimentamos, agregamos el aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos con romero fresco.

Pasada la primera hora de cocción del capón, introducimos las patatas (cubiertas con papel de aluminio) en la bandeja inferior del horno. Dejamos cocer al igual que al ave una hora más.

Al transcurrir este tiempo, retiramos el papel de plata del capón y de las patatas y dejamos dorar.

Cuando notemos que han tomado el color deseado, apagamos el horno y dejamos dentro para que mantenga el calor hasta el momento de servir.

Retiramos del molde del ave todo su líquido de cocción, lo vertemos en una sartén y lo llevamos al fuego. Rectificamos la sal y la pimienta. En un cuenco pequeño, disolvemos en una cucharada de agua la cucharadita de harina, cuando esté sin grumos lo incorporamos a la salsa y mezclamos bien hasta obtener el espesor deseado.

Para emplatar podemos presentar el capón en la bandeja de cocción y adornar en la parte superior y en la parte inferior del ave con las patatas al romero. Colocamos la salsa a un lado para que el comensal se sirva a su gusto.


Mi impresión es que este plato es un manjar de dioses, las patatas aportan un aroma y un sabor inigualable, y si acompañamos esta delicia con un buen vino, entonces es la gloria!

A Disfrutar!!!!!!

FOTOS DANIEL ANARTE

2 comentarios:

Amparo dijo...

Seguro que está muy rico el pollo así preparado, y las patatas al romero también.
Un abrazo.

SUNY SENABRE dijo...

El capón en delicioso y si está bien asado es un manjar. Seguro que te quedó delicioso.
Besitos guapa,

Suny