sábado, 16 de abril de 2011

TORRIJAS

DIA 297
Hola!!!!

Las torrijas son unos dulces típicos que se disfrutan en la época de la Semana Santa. Esta comida consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite; finalmente, se aromatiza a gusto con diversos ingredientes: canela o algún licor...y se endulza con miel, almíbar o azúcar. En mi caso he cambiado el azúcar por edulcorante en polvo. La torrija es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y le mantiene aliviado de la necesidad de probar algún otro plato de carne. La asociación de la torrija a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan, que durante el tiempo en que no se podía comer carne era por este motivo menos consumido aunque las familias elaboraban la misma cantidad. La torrija por su aspecto emula un pedazo de carne que durante la cuaresma está prohibido comer según la tradición católica.
Hoy he preparado unas torrijas para dar la bienvenida a la Semana Santa. Estas torrijas que he preparado tienen la particularidad de que son sin azúcar, llevan edulcorante en polvo o en su defecto fructosa para que todos estemos saludables!.
Espero que os guste.


INGREDIENTES


1 Barra de pan.
200 gr de edulcorante en polvo.
1/2 lts de leche.
2 Huevos.
Edulcorante líquido al gusto.
La piel de un limón.
2 Cucharadas de canela.
Aceite de oliva o de girasol (cantidad suficiente para freír).


PREPARACION


En una cazuela agregamos la leche junto con la piel de limón y la cantidad de eldulcorante líquido que deseemos ( yo le he agregado un par de cucharadas).

Llevamos la leche al fuego y justo cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y tapamos para que la leche se aromatice con la piel del limón.

Batimos los huevos hasta notar que quedan bien espumosos.

Cortamos el pan en rebanadas de unos 3 centímetros.

Pasamos cada rebanada de pan por la leche, intentando que se impregnen bien del líquido pero sin que queden saturadas. Seguidamente las pasamos por el huevo batido.

En una sartén bien caliente y con abundante aceite freímos nuestras torrijas por las 2 caras, cuando estén bien doradas las retiramos de la sartén y las colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Colocamos en un cuenco el edulcorante en polvo y la canela en polvo. Mezclamos bien y pasamos por esta mezcla cada una de las torrijas para que se impregnen bien del dulzor del edulcorante y la canela.

Elegimos el plato a utilizar y presentamos nuestras torrijas.


Mi impresión es que este postre además de ser rápido y fácil de preparar, está sumamente delicioso. Lo podemos acompañar con una buena taza de café o de un buen vino dulce de Málaga.
Os aseguro que estas torrijas no tienen nada que envidiarle a las que estan hechas con azúcar.

A Disfrutar!!!!!

FOTOS DANIEL ANARTE